Detrás de mi ventana



Afuera, cruje la tarde disecada en las aceras

el aire enarbola el último suspiro en sus labios de sándalo

mientras dibuja, un pájaro, la distancia insoluble de dos cuerpos.


El vértigo de una lágrima tirita en el arcén de tu mejilla

pero ¿qué es una tristeza en el óbito incesante del universo?

Un parto doloroso, para una madre exhausta,

y el precoz embarazo de otra lágrima.


Si supieras cuánto sufro tus penas…

si pudiera un milagro devolverte la fe, yo me haría creyente,

pero hoy no es domingo, y no atiende Dios en las Iglesias.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights