Te miro desde la Luz de tu Faro



En Homenaje al amor de Sara y Óscar


Era inapetente la soledad,
pero él se la comía con un mendrugo de pan si le era necesario,
y se tomaba el agua por acantilados.

Ella, nadaba en sus labios desafiando toda  tempestad,
y a veces los mordía - cuando se ahogaba en su sed-.

Él besaba su esencia, para sentir el aliento moreno del amor en su pelo,
y su mirada verde maduraba en sus ojos de castaña,
luego se resbalaba en sus rizos como tobogán al cielo de su ombligo
y hacían una fiesta  de su Eterna Tristeza, nunca más feliz.

...y comulgaron sus cuerpos y su sangre.

Él se convirtió en Faro, cuando ella se hizo luz.

Te recuerdo


­­-Si un día, por extrañas razones me alejara de ti, o tú de mí,
 a pesar del tiempo te tendría presente.
-Todo depende de las formas.
-Independientemente de la razón.
-Las razones cuentan, y mucho.
Pero una cosa es no olvidar y otra muy diferente recordar, recordar con amor.
-Puedo recordar sin rencor lo que alguna vez fue amor.
-Tampoco hablo de rencor, pero lo que no se cuida, se enfría y se muere.



Sobran, -sabrás reconocerlo-, las sombras solitarias,
como un eco aislado que se repite mudo
en esta ausencia.

Tu voz la reconozco en cada pensamiento
-mi memoria auditiva se originó contigo-
resuena, obstinada,
como ola impetuosa percutiendo en el acantilado de la memoria.

¿Es que el pesar redime? ¿Será dulce el dolor?
me como tu partida,  y no solo es amarga,
es que transita arañando mi tracto digestivo
-me nutro de tristeza-

Las más tiernas caricias se hacen sin rozarse,
como las de tu cabeza Cantábrica en mi regazo Pacífico
que de tan puras se volvieron ciertas,
nunca te toqué pero mis manos recuerdan con precisión
la geografía de tu piel.

… No me retracto,
y te recuerdo, "grandote" con amor.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights