Mi flor de Coleridge



"Si un hombre atravesara el paraíso en un sueño y le dieran una flor como prueba de que ha estado allí, y si al despertar encontrara esa flor en su mano... ¿entonces qué?"

Jorge Luis Borges



Tu aliento me recorre, horizontal, los pensamientos

cuando tus sedosos dedos hilvanan mis sueños ondulados.


A contraluz, te nombro.

Es tu nombre el que invoca el temblor prematuro de la carne

una canción clandestina que bailo en tu ombligo

con-cierto polífonico

dest(r)ellas.


Zozobro en la caricia-acacia

que se ahoga en los pliegues de tu pecho,

en el roce de la sábana rezumando tu piel

que imagino tupida madreselva

y te bebo en la yugular de mi almohada de plumas.


Me sabes incondicional,

cuando despierto en tus brazos invisibles.


Escudriño en mi sueño de horas tibias y ahí estás

tú, mi flor de Coleridge.

12 Estrellas iluminaron mi claro:

SILVIA. N.N. dijo...

tu mi flor.........esa flor del paraiso, sería precioso sentir este sentimiento.
te quiero pequeña

SILVIA. N.N. dijo...

eres una estrella

Óscar dijo...

Creo que te gustó lo que te conté de la flor de Coleridge. Es una leyenda-sueño muy interesante, que hace tiempo me sirvió de inspiración para un poema.

"A contraluz, te nombro". Este verso, o uno muy parecido, escribió Sara.

Es uno de los poemas más retóricos que has escrito últimamente. En alguna ocasión se me había ocurrido la aliteración caricia/acacia. Se ve que estos días nos hemos puesto de acuerdo en pensar en la yugular y en la almohada.

Me ha gustado ese "el temblor prematuro de la carne". La única objeción que te haría es al exceso de adjetivación del segundo verso: sedosos y ondulados.

Espero que encuentres esa flor. Un fuerte abrazo, Marisol.

Isabel dijo...

Tu flor de Coleridge, me resulta un poema exuquisitamente sensual, sabes que me encanta? sí seguro, no sé si destacar algún verso, intentaré con los que más me han cautivado.

Los dos primeros me parecen en su erotismo muy sugerentes. Para segur con ese temblor prematuro de la carne, y esa canción clandestina que bailo en tu ombligo que me ha parecido muy original, me apetece hasta robártela jeje, zozobrar es un verbo que me inspira mucha ternura, así como el verbo rezumar me encanta y suelo utilizarlo mucho, así pues, si sigo te lo destaco todo, que me ha encantado Marisol, si no fuera por ese abrazo invisible, que deja el deseo en irrealidad, y es que yo quero leerte enamoradaaaaa ( sonrisas) muy enamorada, locamente enamorada, ayy, ya me cayo, ya.

Besito y disculpas por si me he pasado, sé que estás enamorada, una mujer siempre suele estar enamorada, del amor, de la vida, siempre enamorada...

Liz Flores dijo...

Vaya, parece que la primavera asoma por la ventana eh (sonrío). Qué hermoso poema Marisol, sensual y dulcemente romántico, me ha gustado, sobre todo estas líneas:

"A contraluz, te nombro.
Es tu nombre el que invoca el temblor prematuro de la carne
una canción clandestina que bailo en tu ombligo..." muy sugerente, hermoso.

Y este:
"Me sabes incondicional,
cuando despierto en tus brazos invisibles" espero que pronto logres conseguir el cálido y vivo abrazo de ese ser que te induce a escribir de esta manera.

Encantada con tu poema.
Un fuerte abrazo.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Tu poesía ha tomado ribetes de sensualidad en donde no hay límites para exepresar la sentiva satisfacción del deseo. Muy bien haz articulado los versos en una musicalidad que armoniza con el contenido y consolidando tu estilo influenciado por la poesía erótica, sensual con matices de ternura, así como de seductoras y misteriosas imágines que poco dejan a la imaginación ..

Abrazos!

Marisol dijo...

Me han alegrado el día sus visitas, mil gracias a todos.
Óscar, quizás me he dejado influenciar por algún verso de Sara que se me quedó en el subconsciente, pero me sigue pareciendo anecdótico lo de la yugular, gracias también por la cita que me inspiró.
Isabel, tú nunca te pasas, te pasas de buena quizás, pero me encanta tu espontaneidad.
Liz, Isabel, haré mi mejor esfuerzo por hacer visible ese brazo :).
Besitos y abrazos.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

¿Y si esa flor es una que se te parece al sueño, qué harías?

Un saludo desde Medellín

Calvared dijo...

Precioso, simplemente precioso.
Ha sido un placer leerte.
Volveré.
Un abrazo

Clara Schoenborn dijo...

Me ha encantado Marisol esa ensoñación sensual en tu poema.No conozco a esa flor de coleridge pero que suena magistral, suena, y pone a sentir y a soñar.

Marisol dijo...

Francisco, a veces la vida nos regala cosas mucho más hermosas que las que soñamos, pero nos pasamos tanto tiempo buscando algo idéntico al sueño que no nos damos cuenta, ni nos permitimos disfrutarlo.
Gracias Calvared por la visita.
Clara, siempre tan generosa.
Abrazos.

ángel dijo...

La flor del sueño, la rosa del pensamiento ardiendo a solas, como la inteligencia en el poema de Gorostiza.

Un gusto descubir tu espacio y tu poesía.


Saludos...

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights