Tardanzas y distancias


Te recuerdo, amor, pausa imprecisa.

la nota que rompía el compás de la memoria

y golpeaba en los riscos de la imaginación

para volver espuma tu recuerdo lejano.


Te amo, aquí, distante

en estas noches de primavera escasa, donde se abandonan las flores

que caen como días repetidos del calendario, o espirales de humo

y perfuma la ausencia.


Aletea la tarde, con sus alas de fuego, y no estás,

hasta el aire sofoca si no oigo tu voz, ablandando mis sueños.

se desboca el cauce de mis ojos, y ya ha trazado el surco donde siembro las penas.

apenas la desesperanza le sigue a la sedación.


No soy tu felicidad, pero eres mi tristeza;

y tristeza, te amo.

5 Estrellas iluminaron mi claro:

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

entiendo cada una de tus palabras... y aquel amor que pasa de ser felicidad a tristeza y no podemos hacer nada si ya el amor de dos se quedo solo en nosotros y sumbimos en un amor que ya no nos pertenece...

Pero el camino esta lleno de desamores, pero todo valdra la pena por que al final del camino el amor verdadero nos espera....

Un abrazo querida amiga... sigue caminando...

JALE

Óscar dijo...

Me quedo pensativo al leer la última estrofa, donde juegas maravillosamente con la felicidad, la tristeza y el amor. Encuentro muy sensible e inspirado este verso: "Aletea la tarde, con sus alas de fuego, y no estás", y también me parece reseñable este otro: "se desboca el cauce de mis ojos". Luego haces una suerte de concatenación con penas y apenas.

Me alegro de que hayas vuelto a escribir. Besos faetíticos.

Isabel dijo...

Aletea la tarde, que bonito Marisol, es que ese estado de embriaguez del enamoramiento nos hace decir esas cosas, bueno lo peor casi es que nos hace sentirlas. Es un poema hermoso, cada vez escribes mejor, o mejor dicho cada vez me gusta más el cómo lo dices...

un beso

Liz Flores dijo...

A mí también me gustó el verso "Aletea la tarde, con sus alas de fuego, y no estás" así como el cierre que tiene de bello la tristeza que lo enmarca. Le amas a distancia, le hablas en tus poemas, vives de su tristeza... espero que seas correspondida y que un día la felicidad y la primavera asuman tu ser con todos sus colores y aromas.

Un abrazo Marisol, muy lindo tu poema.

Patricia 333 dijo...

Aletea la tarde, con sus alas de fuego, y no estás,

hasta el aire sofoca si no oigo tu voz, ablandando mis sueños.

El NO estas ,me llama poderosamente la atención ...

NO esta Mariposita , NO esta ...

Es tu Tristeza y eso me duele , de verdad me duele ...

Quisiera que fueras FELIZ , que las penas no te ronden..

Perdona que te diga lo que siento

Mariposita Linda , te dejo un fuerte abrazo . . .

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights