De humo


A veces se nos rompe el corazón

y lo parchamos.

Unos tienen el corazón tan remendado

que hasta olvidan su forma original.


La vida es un muro que te estampa contra ella

cuantas veces necesite para volverse heridas en tu piel.

La vida duele un dolor que termina por matarte.

Algunas, claro, duelen dos vidas, cinco vidas

veinte muertes, o poco más.


Cada dolor es un agujero negro que alguna vez fue estrella,

-de las más grandes y brillantes-

Cuánto me gustaría no ser estrella en ningún universo

para no volverme lágrima en ninguna mirada.


Quisiera ser humo,

sin alma, sin pretensión alguna,

ascender, ingrávida, en caracolas

hasta disolverme en el aire;

Sin dolor

Sin vida

Sin muerte.

Sin mi maldita, forzada aceptación, de que todo

-hasta este poema-

SE ACABA.


6 Estrellas iluminaron mi claro:

Bella dijo...

la vida es difícil... es dura y dolorsa porque el amor duele, la única forma de no sufrir sería no amando... pero eso nos dejaría un sufriemiento aún peor q el no amar.

Isabel dijo...

Creo que no estás pasando un buen momento, estimada Marisol, y se refleja en tus letras,vuelve el dolor y la muerte a tus letras,sí, es cierto que hay ocasiones en las que nos gustaría ser humo, desaprecer o no ser conscientes del dolor, ojalá que lo que se acabara siempre fuera un poema.

Espro de corazón que estés bien, vaya mi abrazo y un besote enorme enorme para ti

Óscar dijo...

Y le pusiste un fin al poema, aunque todo (una obra, una vida) se puede continuar. En verdad, se te nota muy triste en tus letras, que apenas dejan un resquicio a la esperanza. En algunos momentos me recordaste mi poema 'He muerto tantas muertes en una sola vida'. Y lo más asombroso -y esto no sé si es bueno o malo- es que, incluso sin corazón, seguimos viviendo, porque es tan fuerte el instinto de supervivencia.

Destacaré los siguientes versos:

"Cuánto me gustaría no ser estrella en ningún universo
para no volverme lágrima en ninguna mirada."

También has recurrido a las imágenes estelares.

Un fuerte abrazo, Marisol, y confío en que tu ánimo mejore.

Gabriel dijo...

Realmente bello tu poema

Cuánto me gustaría no ser estrella en ningún universo
para no volverme lágrima en ninguna mirada.

Todo el poema es precioso, aunque duele

Un abrazo

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Hola Tristitia.
Me encantó este verso

"Cuánto me gustaría no ser estrella en ningún universo
para no volverme lágrima en ninguna"

Te vengo siguiendo y leyendo, tus construcciones son muy cromáticas y llenas de figuras; no soy un versado como tú en esto de definir los estilos o las técnicas, simplemente escribo.

Gracias por tus comentarios, me abruman.
Un abrazo

Liz Flores dijo...

Hola Marisol, has escrito un poema bellamente triste, vamos, que hasta el hastío me ha parecido exquisito en tus líneas.

Ciertamente la vida nos estampa contra el mura cuantas veces se le antoja, pero nos hacemos valientes y volvemos a ponernos en pie, con esas heridas en la piel que nos quedan como lección de vida. Sin dolor no podríamos apreciar las cosas bellas de la vida. Porque por mucho dolor, hay algo que nos mantiene en pie y nos obliga a seguir caminando.

He de destacarte estos versos que me gustaron mucho:

"Cuánto me gustaría no ser estrella en ningún universo
para no volverme lágrima en ninguna mirada."

"Quisiera ser humo..." entiendo perfecto este sentimiento y es bello desde el punto de vista poético, volatilizarse con todo y penas y dolor en el aire.

Encantada de leerte, te he agregado para seguir leyéndote.

Un abrazo Marisol.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights