Rojo Crepúsculo




Mira cómo se desmayan las tardes aquí,

cuando el sol se abandona entre las nubes

presto a su sangriento sacrificio, rojo crepúsculo.


Mira cómo se suceden las tardes una a una,

cómo sacude el verso al corazón

cuando seducen tus ojos mi aterido amor.


Mira cómo se vuelve monótona la lluvia

cuando cae el invierno a toda alma

y atracan las tristezas, como esquifes en pena,

anclados para siempre en el desierto.


Oye, oye el viento despeinar a los árboles,

como la palmadita de un adiós.

Cómo le canta el viento a las espigas

que enredándose, van tejiendo tu recuerdo

enraizado a tientas esta noche.


Y tú tan lejos, tan lejos, incapaz de escuchar mi grito tinto,

sin oír si quiera cómo repercute mi voz

en el silencio.

6 Estrellas iluminaron mi claro:

Óscar dijo...

Seguro que tu voz puede traspasar ese muro de silencio y llegar a los oídos de quien tú deseas ser escuchada.

Me han gustado algunos versos de la tercera y la cuarta estrofa, como "y atracan las tristezas, como esquifes en pena" y "Oye, oye el viento despeinar a los árboles", así como ese canto del viento a las espigas, una imagen tan lírica que casi se puede ver.

Un fuerte abrazo, Marisol.

Isabel dijo...

Precioso desde el título, y escrito también con palabras que sangran ausencia, me encantó ése desmayo de la tarde, y también las que menciona Óscar.

Me pregunto, cómo no va a escuchar tu grito tinto de amor, de todas formas, sé que tus versos, tu sentir, no pueden caer en saco roto, escribes bello Marisol, me ha encantado.

Besos desde lejos, que te lleguen cerca.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Inmensa crispación que oprime al alma y la lleva cuán catarata a vertir tanto sentimiento, en medio de muros y lejanías que lo separan y apartan hasta un guetto implacable magullando el existir por llegar a detentar ese amor atesorado.

Un abrazo MArisol, muy lindo y Definitivamente eres ese claro de luna combinado con Tristitia de nuestro Valdelomar

Gabriel dijo...

Que puedo decir conincido con Oscar y con Isabel

Me ha gustado Felicitaciones

Gabriel

SILVIA. N.N. dijo...

Se me caen lagrimas como melones al leer este poema,
que arte para meterte en los escondrijos de mi alma,
vivo cada palabra como si fuese mia
gracias

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights