Como colibrí


Con la estival mirada de un invierno cuajado a soledades

regresas por una senda atemporal.


Tiemblas, como una rama recién abandonada

por un pájaro herido en su espesura

¿Es que hace frío en tu corazón?


Pasa y disfruta de la pira que encienden

tus brazos adheridos a mi ombligo

-sobran las sombras-


Me miras y sonríes,

como si hubieras descubierto un uni-verso nuevo entre mis dientes,

y te sostienes como colibrí

batiendo con fuerza tus alas esperanza,

para poder sorber el néctar de mi vida.

Salud.

5 Estrellas iluminaron mi claro:

Óscar dijo...

Te estás volviendo muy conceptista, Marisol. Ya sabía que adorabas los calambures, pero ahora también juegas con los significados y el color, como yo hiciera en 'Surges victoriosa de la espuma', aunque tú no los inviertes. Tampoco faltan los oxímoros, y es que ese primer verso rebosa retórica. Me han gustado esas "soledades", porque al pintar de amarillo "sol", descompones la palabra en dos piezas, y las "edades" tienen mucho que ver con la memoria. Tampoco se me escapa la aliteración sobran/sombras.

Con todo, el mayor lirismo se concentra en estos versos:

"Tiemblas, como una rama recién abandonada
por un pájaro herido en su espesura"

Huelga decir que el colibrí siempre me ha parecido un animal muy poético, y suele aparecer en mi poesía.

Me ha gustado lo que de innovador tiene el poema. Un poeta tiene que estar experimentando continuamente hasta encontrar su estilo, y tú lo estás rozando con la punta de los dedos.

Un fuerte abrazo, Marisol.

Isabel dijo...

Pues sí que has hecho uso de la retórica en tu poema, pero aparte tengo que destacar tu jovial y sencilla forma de decir, que no rebusca la palabra, en verdad tienes un uni-verso bello entre tus dientes y en tus manos, del cual disfruto gratamente cuando vengo a tu rincón.

Un beso enorme mi querida Marisol

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

No se nada de teorías , métricas p fuguras; solo siento que tus versos poseen una profunda sensibilidad y musicalidad, suenan bien ,se oyen bien se sienten como prodigas caricias al leerlos en su sensualidad.

Bello poema Marisol desde tu parnasiano rincón.

Liz Flores dijo...

Yo sólo sé que me gusta aquella poesía con la cual me identifico a primer lectura, donde encuentre un sentimiento similar al mío y son tus versos muy afines a mis emociones, por lo tanto he de decirte que me ha gustado mucho tu poema, y destaco esto:

"Me miras y sonríes.../
y te sostienes como colibrí
batiendo con fuerza tus alas esperanza, para poder sorber el néctar de mi vida."

Cuando amamos, permitimos que el ser amado tome todo cuanto pueda de nosotros.

Es un bello poema, Marisol.
Saludos.

Marisol dijo...

Gracias, Óscar por visitarme siempre, y ayudarme a crecer.
Gracias Isabel por estar, y por el afecto.
Gracias Augusto por acompañarme.
Liz, muchas gracias también, por tu sinceridad y tu aprecio.
Un afectuoso abrazo para todos.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights