El vuelo de la paloma


Hoy, mientras el sol se escurría en las azoteas

vi cómo unos niños arrojaban piedras en torno a una paloma,

era natural que cuando se sintiera amenazada, huyera,

así que se fue volando.


-Lástima que yo no tenga alas-

6 Estrellas iluminaron mi claro:

Liz Flores dijo...

Todos tenemos alas y ansiamos volar ya sea en función de sueños, o en este caso, alzar el vuelo para libertar al espíritu e intentar alcanzar plenitud, irse lejos sin importar lo que suceda alrededor, trazar nuevas rutas y reinventar el camino. Es un sentir muy humano el querer huir al dolor, pero es de ganadores enfrentarlo y vencerlo.

Un fuerte abrazo, estimada Marisol y gracias por todas tus finezas, las aprecio de corazón.

Feliz vuelo.

Óscar dijo...

Este poema supone una ruptura en cuanto a la disposición versal, más cercana a la prosa. Es bueno que experimentes. Respecto a su contenido, las palomas son animales asustadizos que huyen por menos de un piedra. Si buscas bien, seguro que encuentras unas alas como las de la imagen, muy interesante, por cierto.

Un fuerte abrazo, Marisol.

Isabel dijo...

Ayy mi querida niña, nosotros mismos dictamos nuestras propias sentencias, no se huye nunca, se cambia de lugar y los peligros igual acechan. Estás construyendo una poesía my reflexiva. Y la imagen también me ha encantado. Te sigo con mucho agrado y también te deseo lo mejor para el nuevo año, que la tristeza se tome unas vacaciones o salga volando con esas alas. besitos muchos igual que el cariño.

Leonardo dijo...

¿Alas? ¿Para huir de quien? si no aceptas enfrentarte a la realidad y afrontar los hechos, seras como esas palomas, la diferencia que ellas no huyen por mieda, si no, por instinto de sobrevivencia...

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Cubre tu alma de fuerza y fe y danie magullara tu vuelo , sentiras el viento cuán caricia que te elevará a lo más alto. NO sé si un día te traslade los que decía el gran poeta aleman Hordenlin, nunca lo olvidez, abrazalo en tu vuelo:

"La ola del corazón no se cubriría de la más hermosa espuma, ni se haría toda espíritu si la roca impasible del destino no se opusiera a su paso"

Clara Schoenborn dijo...

Tenemos alas Marisol. Alas esplendorosas que debemos aprender a desplegar, entrenarlas poco a poco, si acaso han estado quietas, para que en algún momento echemos a volar. Así sea cierto que ningún lugar nos ofrece la seguridad absoluta, el solo hecho de surcar las alturas, nos hace plenos,grandes y fuertes. Un abrazo con afecto y te deseo el mejor año 2.010.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights