Puerto de partidas



Tremola en la danza de tus labios,

amargo rictus que aprendió el ritual de todos los adioses.

Somos puertos enturbiados de partidas.


Un nemoroso suspiro, desgaja

la vacuidad de los agónicos rayos del sol,

que nunca más han de brillar en tus ojos.

Somos puentes rotos de ciudades aisladas para siempre.


Tu voz suena como la quietud de un lago en plenilunio,

pero el eco restalla en el acantilado,

si me visto de espuma de recuerdos.


La clepsidra deseca la esperanza tardía

en anónima lágrima.

6 Estrellas iluminaron mi claro:

Óscar dijo...

Puedo ver la impronta de Sara en este poema, y en cierto modo, también la mía, o la hibridación de ambas. La veo, por ejemplo, en el primer verso: "Tremola en la danza de tus labios" (tremolar es un verbo que uso mucho, y la expresión "danza de tus labios" me resulta muy cercana"). Pero también me son familiares "el ritual de todos los adioses", el "nemoroso suspiro", el acantilado, la espuma y tantas otras cosas.

Es hermoso cuando una poesía se imbrica en la otra y se enriquece con nuevos brillos y matices.

Un abrazo, Marisol.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Una profunda complegidad y trabajada técnica se devela en estos versos.

"Tu voz suena como la quietud de un lago en plenilunio,
pero el eco restalla en el acantilado,
si me visto de espuma de recuerdos"


Hermosas figura la contenida en esteas líneas y que llaman a lo intenso y triste llanto silencioso.

Excelente creación; producto peruano.


Un abrazo!

Isabel dijo...

Son contradictorias las sensaciones que dejas con tu poema, Marisol, por un lado lo aciago de la tristeza que lo envuelve, por otro lo hermoso que resultan las imágenes.

Ciertamente , también me has recordado a la poesía de Óscar, no me extraña, si lo lees tanto como yo, algo bueno se tiene que contagiar (sonrisas) sobre todo me la has recordado por ese deje de inmensa tristeza de desesperanza que a mí me deja el corazón desalmado, siento de veras leeros a ambos desde la tristeza, pero qué hermosos versos salen de ese estado tan frío que a veces nos embarga.

No voy a destacarte ningún verso pues todos en su tristeza me han encantado.

Un fuerte abrazo

Clara Schoenborn dijo...

Mi querida Marisol. Muy bello este poema de inspiración marina. No hay nada que encaje mejor en el universo amoroso que ese ambiente de agua, sal y viento. Me encantó este verso:"Somos puentes rotos de ciudades aisladas para siempre". Un abrazo fuerte.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Marisol, sutil post, encaminado en el paisaje celestial de un mar que guarda secretos e historias magicas de amor verdadero...

Deseo que tengas un excelente dia amiga y como siempre magico leerte.

Un abrazo.

JALE

Isabel dijo...

Vengo a dejarte mis saludos Marisol, hace días que no publicas y se te echa de menos, espero que estés bien y poder leerte pronto,

un beso y cariños

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights