Alas de Cera



Puede que nunca lo haya amado,

pero sí que adoraba su mirada, y sus gestos

sobre todo sus gestos, aunque no más que su mirada.


Él era como el cielo, y yo como esas aves que surcan los espacios infinitos

es que un ave ve al cielo más cerca cuando se refleja en el mar,

sobre todo si lo ves desde la orilla.

Y claro, luego crees que una nube hace un cielo,

y no hay nada que esté más lejos del cielo que una nube.


Todos saben que el tiempo se hace tiempo cuando lo disfrutamos

yo aprendí que el tiempo es más tiempo cuando lo sufrimos.

y vaya que lo sufrí en su nube.


Desde luego, también sabemos que el agua calma la sed

y cuando llegamos al mar y lo vemos de agua,

nos damos cuenta que hay aguas que nos encienden la sed, más todavía.


Con él aprendí cada excepción a la regla,

no digo la regla del 2 o la del 3,

-para él 2 por 1 siempre era uno, nosotros-

sino la regla del amor, por ejemplo

‘Amar al prójimo como a ti mismo’

yo lo amé un poco más.


Siempre quiso llegar más lejos de lo que sus alas le permitían

así que un día, decidió volar al sol

no sabía que sus alas eran de cera

y con sus alas, se derritieron mis sueños.

4 Estrellas iluminaron mi claro:

Óscar dijo...

Entre exámenes y trabajos de la Universidad, te ha llevado mucho tiempo volver a publicar, pero, leyendo este poema, puedo afirmar que la espera ha merecido la pena.

Es nostálgico y reflexivo, pero no menos tierno y delicadamente lírico.

"es que un ave ve al cielo más cerca cuando se refleja en el mar"

Este verso me ha parecido muy interesante. Me hace pensar que, aunque tengas alas y puedas volar, el cielo está más cerca de la tierra.

La estrofa en la que hablas del agua y de la sed me ha recordado el mito de Tántalo, y claro, en el título, en la imagen y en la última estrofa está representado Ícaro.

La forma en que utilizas el principio bíblico también me ha gustado.

Aunque no lo creas, se me hace evidente que tienes un estilo propio, y me gusta.

Un fuerte abrazo, Marisol.

Liz Flores dijo...

Te he leído muy despacito Marisol, dos veces, para disfrutar de la lectura que me ha parecido una maravilla, poesía copada de lirismo y delicadas imágenes, como las de la segunda estrofa que me ha encantado con eso de "y no hay nada que esté más lejos del cielo que una nube".

También me ha gustado "yo aprendí que el tiempo es más tiempo cuando lo sufrimos. y vaya que lo sufrí en su nube."

Lo de las aguas que producen más sed, la cita bíblica y el derretir de los sueños como sus alas de cera al sol también han sido de mi agrado.

Este poema no tiene nada de desperdicio, vamos que hasta las pausas me han parecido bellas.

Celebro reencontrarme con tu poesía Marisol y que estés de nuevo entre nosotros.

Por otro lado me gustó la descripción de tu perfil y la foto donde a lo lejos se aprecia una cálida sonrisa.

Un gran abrazo linda, que pases un buen día.

Isabel dijo...

Yo también creo que tienes una voz personal, además me encantan estos poemas tuyos en los que te imagino ( y perdona por hacerlo) habláncote a ti misma para adentro, yo también lo hago a veces y sabes es cuestión de poner orden y voz, luego salen así, espontáneos, vivos, sentidos. Estoy segura que sabes que los Fénix resurgen de sus cenizas, así también nacen nuevos sueños, ( yo es que siempre quiero ver, leer, a las personas que quiero enamoradas, no tengo remedio.

Me ha encantado la primera estrofa, es que hay miradas que matan y otras por las que se muere...

y me has sacado una sonrisa cuando juegas con la excepción de la regla, cuando dices yo le amé un poco más, no temas por eso si te vuelve a suceder, posiblemente siempre hay uno en la pareja o una que ame más...

bueno que te has hecho esperar, pero que sí, que merece la pena, y lo primero son los estudios, espero que tu curso vaya sobre ruedas y que sigas escribiendo hermosos poemas.

mi cariño y un fuerte abrazo, Marisol

Clara Schoenborn dijo...

Romántico recuento poético Marisol. Lo leo, y cada verso se me sucede como esos cuadros que aparecen en el recuerdo, relámpagos que nos hablan de muchas de las fascetas que conforman la historia de una pareja, como una ensoñación. Me gustó mucho. Te dejo mi afecto y mi mejor abrazo mi dulce niña.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights