Amanecer


Amanece

en el verde marino de tus mansas pupilas,

en el pleamar embravecido de tus pestañas,

agitándose en la orilla de mi rostro

donde bebes mi pena dulceamarga.


No soy la única que codicia imposibles,

ni que vive ficticias realidades.


Me quieres, dices,

yo sonrío,

con la sonrisa triste que tú me has enseñado.


Y amanecen mis dudas

que amenazan la ausencia

de un beso ayer incuestionable.


Yo

nada más ansío, despertar, de nuevo,

bajo el cielo extranjero de tu triste mirada.

1 Estrellas iluminaron mi claro:

Óscar dijo...

Creo que todos los que hemos leído y querido a Sara estamos bajo el influjo de su poesía. En mí es algo evidente, pero también lo veo en tu primera estrofa. Por lo demás, no renuncias a la retórica, como el oxímoron "ficticias realidades" o la paronomasia "amanecen/amenazan". El tono es de tristeza.

Un abrazo, Marisol.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
 
Copyright © 2009 El claro de luna de Tristitia |Blogger Templatemo |Converted to blogger by BloggerThemes.Net

Usage Rights